Noticias de hoy

Top Race: La segunda será en Concordia

Carburando

TC2000

La actitud caballeresca de Agustín Canapino

Agustín Canapino mostró su grandeza cuando Matías Rossi arribó a la zona del podio a festejar el campeonato logrado con Toyota
La actitud caballeresca de Agustín Canapino
La actitud caballeresca de Agustín Canapino

No solo se había terminado una carrera más de Súper TC 2000 en el autódromo de Buenos Aires sino que se había terminado el campeonato 2020. Erán las 13 hs del segundo domingo del mes de febrero. Con una temperatura elevada y con un sol fuerte, mientras Agustín Canapino caminaba rumbo al podio para pisar el escalón más alto, a raíz de su victoria contundente, en la parte baja estaba el festejo de Matías Rossi y toda la gente de Toyota por el título obtenido. Quienes son archirrivales se entregaron permanentemente y lucharon hasta el final. Si bien la diferencia con la que llegó Rossi era importante, 27 pts sobre 33 en juego, el Titán no se la hizo fácil y los hinchas del Misil debieron esperar hasta la caída de la bandera a cuadros para poder desahogarse.

Leer más: Equipo que gana no se toca 

Al finalizar la última final del torneo Agustín se bajó del auto, saludó a su gente, a sus rivales y mientras se secaba la transpiración de su cara se preparaba para subir las escaleras que lo depositaban en el podio. Extenuado y también preocupado por la situación de su papá, internado por Covid-19, agradeció a todo el equipo por el trabajo realizado y por la gran temporada que había tenido. Al finalizar la escueta entrevista quedó parado a un costado hasta que le dieron la orden que debía subir al escalón que tenía pintado el Nº 1. Subió, pero al llegar Rossi la primera reacción del arrecifeño fue hacerle seña para que sea el de Del Viso quien ocupe ese lugar. Agustín bajó un escalón y Matías festejó desde lo más alto mientras el de Chevrolet lo aplaudía por el logro obtenido. Lo ocurrido no es un hecho menor porque todos saben de la rivalidad dura que existe entre ambos. Por eso la actitud de Canapino es para destacar ya que es un acto de caballerosidad que en estos tiempos no abundan.  En la última parte del campeonato, desde lo deportivo, Canapino hizo lo que tenía que hacer. Salir a ganar todo y lo ejecutó. Por eso le puso suspenso a la definición que tenía como protagonistas a dos grandes de nuestro automovilismo deportivo. El Titán la lucho a lo grande, tan grande como el gesto que tuvo en el podio.

Leer más: Toyota, un campeón con todas las letras

Recibir mas informacion sobre
La actitud caballeresca de Agustín Canapino

Lo mas leído

TC2000

Ver todas

MotoGP

Ver todas

TCR South America

Ver todas

Internacionales

Ver todas

Turismo Nacional

Ver todas

Córdoba Pista

Ver todas

Sport Prototipo

Ver todas